Mientras que Corea del Norte continúa con sus tambores de guerra, amenazando con ataques nucleares, resulta que sabemos muy poco del país, el más hermético del mundo.

El gobierno de Corea del Norte es notoriamente reservado. Al entrar al país, los visitantes reciben instrucciones sobre qué pueden y qué no pueden fotografiar. Los agentes de aduanas inspeccionan sus teléfonos móviles y otros dispositivos digitales, incluyendo cámaras fotográficas, tabletas y tarjetas de almacenamiento, para detectar posible contenido prohibido.

Estas restricciones llevaron al fotógrafo Xiaolu Chu a viajar en tren por el país en agosto de 2015, e intentar documentar la vida cotidiana a través de la lente de su teléfono, ya que era demasiado arriesgado hacerlo usando una cámara de alta gama que llamaría la atención y podría ser fácilmente  descubierto por la policía.

Aún así, algunas imágenes fueron eliminadas al ser revisado su teléfono por la policía, pero pudo salvar otras, que son las que mostramos a continuación.

Echa un vistazo a la vida cotidiana de Corea del Norte.

Vida cotidiana en Corea del Norte

El fotógrafo Chu hizo un largo camino durante su estancia en Corea del Norte.

Vida cotidiana en Corea del Norte

La mayoría de los turistas chinos entran en tren a través de Sinuiju o en avión a través de Pyongyang. En vez de una de esas rutas, viajó a Rusia para poder acceder al puerto norte de Tumangang.

Vida cotidiana en Corea del Norte

El viaje en tren desde Tumangang a Pyongyang, la capital de Corea del Norte, dura un día. Fue cancelado debido a una disputa entre Corea del Norte y Corea del Sur.

Vida cotidiana en Corea del Norte

“Afortunadamente, tuvimos un día completo para salir y tomar algunas fotos en el pueblo”, dijo Chu.

Vida cotidiana en Corea del Norte

Vio decenas de personas viviendo en la pobreza extrema. Muchos rogaban que les diera algo de dinero.

Vida cotidiana en Corea del Norte

“No hay personas gordas en Corea del Norte, todos están muy delgados”, dijo Chu.

Vida cotidiana en Corea del Norte

Muchos de los edificios residenciales parecían estar muy deteriorados y necesitaban una reparación.

Vida cotidiana en Corea del Norte

Cuando más tarde regresó a la estación de tren vio retratos de los antiguos líderes del país y las palabras “larga vida” colgando sobre sus cabezas.

Vida cotidiana en Corea del Norte

Por la noche, estos santuarios eran las únicas estructuras iluminadas en el pueblo. Los demás edificios permanecían en la más absoluta oscuridad.

Vida cotidiana en Corea del Norte

Al día siguiente partió en un tren hacia la capital de la nación.

Vida cotidiana en Corea del Norte

A bordo del tren, un agente de aduanas comprobó su tableta para asegurarse de que no estaba habilitado el GPS. El gobierno también intercepta las señales como una medida de seguridad.

Vida cotidiana en Corea del Norte

El agente de aduanas también revisó su ordenador portátil y la cámara DSLR. El agente no tuvo problemas para operar con los dispositivos, con la excepción del MacBook.

Vida cotidiana en Corea del Norte

El tren siguió avanzando, mostrando a Chu  algunas escenas de la vida cotidiana. Este chico recogía mazorcas de maíz junto a las vías.

Vida cotidiana en Corea del Norte

Mucha gente se movía en bicicleta.

Vida cotidiana en Corea del Norte

Algunas escenas eran pintorescas. Un grupo de niños se baña en el río.

Vida cotidiana en Corea del Norte

Cada vez que el tren llegaba a una estación, había dolorosos recordatorios de las pobres condiciones de vida del país. Este niño pequeño suplicó dinero en una estación en Hamhung. No todo es tan bucólico como lo presentan el régimen y como se puede ver también en las 43 fotografías prohibidas de Corea del Norte que publicamos en este mismo blog. 

Vida cotidiana en Corea del Norte

Los soldados del ejército popular de Corea del Norte, sentados sobre las vías.

Vida cotidiana en Corea del Norte

Cada vez que podía tomaba una fotografía con su teléfono móvil. No podía usar la cámara, la gente estaba muy atenta y lo habría denunciado a la policía. 
Vida cotidiana en Corea del Norte
Varios lugareños lo denunciaron a la policía. “Un policía y un soldado nos detuvieron y verificaron nuestro teléfono móvil. Oculté la mayoría de las imágenes, pero algunas fotos fueron eliminadas”, dijo. Afortunadamente no terminó en uno de los terribles campos de concentración de Corea del Norte. 
Vida cotidiana en Corea del Norte
La oficina de turismo alienta a los visitantes a tomar fotos de los ejercicios en grupo de los estudiantes. Estos niños ensayaban para una celebración con motivo del 70 ° aniversario del Partido de los Trabajadores de Corea.
Vida cotidiana en Corea del Norte
Fotografiar las protestas antiamericanas también es bienvenido. Estos estudiantes marchaban protestando contra Corea del Sur y los EE. UU.
Vida cotidiana en Corea del Norte
Finalmente, Chu llegó a la estación de tren de Pyongyang.
Vida cotidiana en Corea del Norte
Chu afirmó que no tiene miedo a represalias por publicar las fotos de su viaje. 
Vida cotidiana en Corea del Norte
Vida cotidiana en Corea del Norte

Powered by WPeMatico

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)